En el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt se reafirmó al mundo la visión del futuro. Dicha muestra fue vidriera privilegiada para mostrar cómo será la movilidad en las próximas décadas: modelos autónomos, eléctricos y conectados.

 

La industria automotriz va dibujando su futuro. Los vehículos que saldrán de las fábricas serán eléctricos, estarán conectados entre sí y con el entorno, y contarán con sistemas de conducción autónoma. Para que estos tres ejes sean masivos la realidad es que todavía falta. Pero es el camino inexorable de un futuro tecno, bajo el paraguas de un concepto cultural que conquistó el mundo automotor: la movilidad.

Las automotrices expresaron sus ideas en creaciones promovidas por el marketing, creaciones que ratifican visiones y orientaciones hacia el futuro de la industria. Son, por la singularidad de sus líneas y la fascinación de la idea, modelos que hipnotizan. Conozcan los modelos más extraños y excéntricos del Salón Alemán que marcan tendencia en una industria cada vez más tecno.

BMW Electric

Mercedes-AMG Project ONE

El Mercedes-AMG Project ONE es un Fórmula 1 con carrocería de cupé, hereda muchísima tecnología de la principal competencia de automovilismo. Es más, fue el mismo Lewis Hamilton, piloto del equipo Mercedes-Benz el encargado de presentar esta bestia con un motor naftero y otros cuatro eléctricos, que le dan en conjunto más de 1.000 caballos de fuerza.

Alcanza los 350 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 200 km/h en menos de 6 segundos. La marca alemana aclara que si bien no se convertirá en un modelo de producción en serie, está desarrollado para superar las pruebas de homologación que lo habiliten para circular por calles y rutas. Tal vez sea base de un futuro súper-deportivo.

Su motorización ostenta la tradición de un motor naftero con el beneficio de la electrificación: monta un propulsor 1.6 V6 turbo de combustión que se complementa con más de 680 CV que erogan cuatro motores eléctricos, dos en cada eje.

Mercedes-AMG-Project-ONE

Mercedez AMG Projet ONE

Mercedes EQA Concept

Mercedes mantiene su compromiso de comercializar al 2022 más de diez vehículos con propulsión eléctrica integral.

El Mercedes EQA Concept es una muestra de ese camino. De dos volúmenes y cortos voladizos, presenta unas medidas de 4.285 mm de largo, 1.810 ancho y 1.428 mm de alto. En toda la carrocería se han suprimido conscientemente las aristas por superficies lisas. La típica parrilla frontal de un coche convencional se transforma en el EQA Concept en una parrilla virtual -Black Panel- con leds integrados que modifica profundamente su apariencia. Por ejemplo, revela a los demás usuarios de la carretera el programa de conducción seleccionado por el conductor mediante el diseño animado de la parrilla. Los faros están integrados en la propia parrilla Black Panel.

El Mercedes EQA Concept cuenta con dos motores eléctricos, uno por eje y en consecuencia con tracción integral, que suman una potencia combinada variable y ampliable hasta más de 272 CV (200 kW). El par motor es de 500 Nm y se anuncia una autonomía cercana a los 400 kilómetros. La aceleración de 0 a 100 km/h la cubre en 5 segundos.

Mercedes EQA Concept

Mercedes EQA Concept1

Renault Symbioz

El Renault Symbioz tiene propulsión eléctrica que le permite acelerar de cero a cien en seis segundos, pero con gran proyección en materia de conectividad y conducción autónoma. El Symbioz es el resultado de la imaginación de la marca francesa para la movilidad en 2030, puede interactuar con la casa y hasta ingresar en ella. El modelo elimina las distancias entre el vehículo y la vivienda: se inspira en su simbiosis.

Su sistema de gestión está pensado para compartir energía entre el auto eléctrico y la red doméstica del hogar y que en esa interacción se establezca también una conexión entre el auto y la casa mediante la inteligencia artificial. Desde el interior el Symbioz se podrá saber quién llama a la puerta de la casa, programar los electrodomésticos o encender la calefacción y las luces.

renault-symbioz

Audi Aicon y Elaine

Audi presentó en la feria alemana un concept car que adelanta su interpretación de la movilidad del futuro. No tiene pedales, no tiene volantes: se maneja solo siempre, no ofrece la posibilidad de que el humano tome la dirección del vehículo. Tiene «autonomía nivel 5».  Es un sedán que bautizó Aicon. Monta una configuración de cuatro plazas movibles. No tienen sistemas de protección ni de prevención porque no los necesita: Audi imagina que en el futuro no habrá choques. «Los accidente serán cosa del pasado gracias a los sistemas de sensores altamente avanzados y a la conexión en red. Los ocupantes de un auto como el Audi Aicon no necesitarán, por tanto, elementos convencionales de retención o de protección», develó la compañía. Tiene cuatro motores eléctricos capaces de desarrollar 350 CV de potencia y en treinta minutos se podrá cargar el 80% de la batería, gozará de una autonomía de 800 kilómetros.

Audi-Aicon

Por su parte el Elaine Concept, dará vida al primer modelo desarrollado desde cero como eléctrico de la marca de los anillos. Su sistema de propulsión entrega 435 CV y brinda una autonomía de 500 kilómetros. Dicha cifra le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Su sistema de conducción autónoma es de nivel 4, lo que permite un manejo “altamente automatizado”.

La tecnología de iluminación es una de las cartas fuertes de Audi Elaine concept y al respecto tenemos unidades Matrix LED al frente y en la parte posterior. De igual forma incorpora campos LED animados para saludar individualmente a los pasajeros cuando entran o salen del automóvil.

 Audi-Elaine-FRENTE LATERAL

BMW i Vision Dynamics

BMW presentó el i Vision Dynamics que conjuga los lineamientos de un automóvil futurista: conectividad, autonomía y propulsión sustentable. La producción de este sedán parece estar dirigida a obstruir la hegemonía de Tesla con su Model S. A pesar de ser un vehículo sin conductor, sostiene los sistemas de conducción tradicionales para cuando el conductor quiera despuntar el vicio de manejar. El prototipo será uno de los doce modelos completamente eléctricos de producción masiva que la marca alemana quiere incluir en su catálogo para 2025. El modelo tendrá una autonomía de 600 kilómetros y será capaz de acelerar de cero a cien en cinco segundos.

BMW-i-Vision-Dynamics-Concept

bmw-i-vision-dynamics-i5

Mini Electric Concept

El Mini Electric Concept es un prototipo que sienta las bases del definitivo Mini cien por cien eléctrico de 2019. Mientras tanto, es una de las novedades ecológicas principales del Salón de Frankfurt 2017.

Peter Schwarzenbauer, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, responsable de Mini, Rolls-Royce y BMW Motorrad, definió al nuevo prototipo de la compañía alemana: «Con su característica sensación de kart y su potente motor eléctrico, el Mini Electric Concept resulta muy divertido de conducir al tiempo que es completamente adecuado para el uso diario y no produce emisiones. Así es como concebimos en Mini la movilidad eléctrica del mañana».

Ver anticipo.

mini-electric-concept

Honda Urban EV Concept

El Honda Urban EV Concept prefigura lo que en términos de tecnología y diseño será un futuro modelo utilitario eléctrico que llegará al mercado en 2019.

El Honda Urban EV Concept muestra un diseño exterior muy simple y de trazados muy limpios. El emblema de Honda está retroiluminado en color azul, un nuevo rasgo distintivo que veremos en los futuros vehículos eléctricos de la marca. El frontal proyecta mensajes interactivos multilingües, tales como saludos o consejos para otros conductores en la carretera e informa del estado de carga de la batería. En el propio capó se encuentra la conexión del enchufe de carga eléctrica.

Dispone de una capacidad para cuatro ocupantes, distribuidos en dos filas de asientos. Los asientos delanteros están tapizados con tela gris natural, con los respaldos, los cojines y los apoyabrazos adornados con detalles de madera. También en madera se cubre gran parte del salpicadero, que es una amplia consola transversal en la que se aloja la columna de dirección, un conjunto de sencillos mandos de control y donde se apoya una inmensa pantalla panorámica. Además cuenta con pantalla laterales en las puertas en las que  se proyectan imágenes de las cámaras ubicadas en lugar de los tradicionales espejos retrovisores.

Por otro lado, el Urban EV Concept muestra la visión de Honda de un futuro cercano donde la movilidad y la vida cotidiana se vinculan. Para ello ha desarrollado el  Automated Network Assistant, un avanzado asistente personal que aprende del conductor al detectar las emociones que hay tras sus decisiones.

honda-urban-ev-concept-electrico

honda-urban-ev-concept-electrico interior

Smart Vision EQ Fortwo

Con el Vision EQ Fortwo, Smart ofrece su gran alternativa de futuro, de movilidad urbana, individualizada, eficiente y, por supuesto, de conducción autónoma. Es un concept-car capaz de alcanzar el nivel 5 de conducción autónoma, sin que necesite un conductor de respaldo, lo que supone que se pueden prescindir de los elementos de control del coche: es el primer coche concebido por Daimler en el que ni siquiera encontraremos pedales o volante. Sus dos ocupantes se convierten así en pasajeros que son trasladados de un lugar a otro mientras trabajan o se entretienen y que pueden controlar las funciones del vehículo mediante el teléfono móvil de cada cual o por control de voz.

Lo que cambiará con el proyecto que se cristaliza con el Smart Vision EQ Fortwo es que los usuarios no tendrán que buscar el coche disponible, sino que él los encontrará y recogerá en la ubicación que ellos determinen. La inteligencia de enjambre, sistemas auto-organizados e inspirados en el comportamiento gregario de los animales en la naturaleza, permitirá que se reduzca el tráfico y sean necesarias menos plazas de aparcamiento en las zonas urbanas.E

El Smart Vision EQ Fortwo se mueve exclusivamente con la electricidad contenida en su batería de iones de litio, con una capacidad de 30 kW: casi el doble de lo que hoy tienen los Smart Fortwo y Forfour ED. Cuando no está en uso y, si necesita carga, autónomamente se dirigiría a la estación de abastecimiento aunque, alternativamente, los coches podrían alimentarse por inducción.

smart-vision-eq-fortwo

smart-vision-eq-fortwo1

Volkswagen I.D. Crozz II

Una de las novedades destacadas de Volkswagen en el Salón de Frankfurt 2017 es el I.D. Crozz II que llegaría en el 2020. Se anuncia que tendrá una autonomía de hasta 500 km y tratándose de que el comprador vuelva la mirada hacia el eléctrico por su atractivo, no por su ahorro, dispondrá de motores eléctricos en ambos ejes, que sumarían 225 kW, equivalentes a 306 caballos. 

La batería del ID Crozz II ofrecerá una capacidad energética de 83 kWh (capaz de cargarse hasta el 80 por ciento en 30 minutos) suficiente para 500 km. Al ir la batería bajo el piso, garantizará un centro de gravedad a una reducida altura, mejorando la dinámica de marcha. El reparto de pesos será de 48 por ciento delante y 52 por ciento detrás, con lo que esperan conseguir una dinámica de marcha similar a la de su icónico VW Golf GTI. Su esquema de suspensión será similar a este, con una MacPherson delante y un eje multibrazo detrás (sí, los eléctricos también tendrán estas cosas mecánicas de siempre). Eso sí, anuncian una amortiguación electrónica.

vw-volkswagen-id-crozz-ii-interior

vw-volkswagen-id-crozz-ii