Se presentaron los resultados de la primera ronda de pruebas del 2018 del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe ( Latin NCAP). Resultado muy bueno para el Virtus y mejorado para el Onix.

 

Luego de los resultaos de Latin NCAP, el Virtus confirma lo ya testeado en el Polo. Son autos seguros. El sedan de VW logró cinco estrellas para Protección de Ocupante Adulto y cinco estrellas para Protección de Ocupante Infantil. Como el Virtus y el Polo son el mismo automóvil desde el frente hasta el pilar B, el impacto frontal y el impacto lateral de poste de las pruebas de Polo y sus resultados son válidos para la protección de adultos del Virtus. La protección contra impacto frontal de los ocupantes infantiles se considera igual que el Polo, ya que ambos comparten además la misma plataforma y los asientos traseros.

La prueba de impacto lateral sí se realizó con el Virtus, ya que tiene una distancia mayor entre ejes que el Polo. En la misma mostró el mismo nivel de protección que el Polo. Por su parte los airbags laterales de cabeza-tórax, de equipamiento estándar, mostraron un rendimiento robusto en ambos escenarios de impacto lateral.

El Control Electrónico de Estabilidad (ESC) cumple con las condiciones reglamentarias de Latin NCAP y con los criterios de rendimiento requeridos en la prueba. Para la seguridad de los niños, el Virtus está aprobado bajo requisitos de i-size y ofrece anclajes ISOFIX, interruptor de desconexión de bolsas de aire y cinturones de 3 puntas para todos los pasajeros de manera estándar, lo que le permite alcanzar la mejor calificación de estrellas posible en protección infantil.

Tanto el Virtus como el Polo ofrecen protección para peatones como estándar, lo que permitió que el modelo también reciba el Latin NCAP Advanced Award por esta característica de seguridad tan importante.

LATINNCAP Virtus

A su vez el Chevrolet Onix alcanzó ajustadamente tres estrellas para la Protección de Ocupante Adulto y tres estrellas para Protección de Ocupante Infantil. El Onix fabricado en Brasil, había sido evaluado por Latin NCAP en el 2017 logrando un decepcionante resultado de cero estrellas para la Protección de Ocupante Adulto. Chevrolet decidió mejorar el Onix y patrocinar una nueva evaluación del modelo en 2018. Las unidades producidas a partir del 15 de enero de 2018 fueron mejoradas con refuerzos estructurales para la protección contra impactos laterales, elementos de absorción de energía en las puertas para el impacto lateral en la protección para adultos, anclajes ISOFIX y un nuevo cinturón de seguridad para el conductor. La protección para ocupantes adultos logró alcanzar tres estrellas por poco margen, mostrando protección débil para el pecho del adulto en impacto frontal y en impacto lateral.

La Protección del Ocupante Infantil mostró un resultado de tres estrellas con protección marginal en el test de impacto frontal del dummy de tres años. El Onix todavía ofrece un cinturón únicamente pélvico (dos puntas) en el asiento trasero central.

LATINNCAP Onix

Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP dijo: «El Virtus es una prueba más de que la industria local puede producir automóviles de cinco estrellas a precios cada vez más accesibles, ofreciendo una mayor seguridad y más temprano que cualquier requerimiento gubernamental en nuestra región. Las mejoras del Onix son una gran noticia para nuestro mercado. Es alentador ver estas mejoras por parte de fabricantes de automóviles tan relevantes. Una vez más, Latin NCAP demostró que las pruebas de los diferentes modelos y la publicación de sus resultados son herramientas poderosas y eficientes que disponemos para mejorar la seguridad de los vehículos en el mercado latinoamericano, incluso antes y en un nivel más alto que cualquier gobierno regional. Es por eso que Latin NCAP hace un llamado a todos los gobiernos de América Latina a adoptar con urgencia la certificación de estándares de pruebas de impacto frontal y lateral de las Naciones Unidas, ESC y Protección de Peatones y, mientras tanto, hacer que las pruebas de Latin NCAP sean obligatorias para todos los automóviles en el mercado. Al hacer esto, todos los consumidores tendrán información clara sobre la seguridad ofrecida por el automóvil que planean comprar».