La marca francesa presento una nueva generación de la Partner que ahora se llama Rifter. El modelo trae nueva plataforma, interior con i-Cockpit y hasta siete plazas. Motores nafteros y diésel con tracción delantera o 4×4.
 

El nombre Rifter es nuevo, pero sería la tercera generación de la Partner, prima de la nueva Citroën Berlingo (ver nota), y ahora también del Opel Combo. Rifter se usará para la versión de pasajeros ya que el nombre Partner quedaría para el furgón. Es la primera vez en más de 20 años que la marca va a diferenciar las versiones de pasajeros de las comerciales.

La Rifter utiliza la nueva plataforma EMP2, que utilizan casi todos los nuevos modelos de Peugeot, Citroën y DS. Se fabricará en España y Portugal, para abastecer en una primera etapa sólo al mercado europeo.

Peugeot Rifter

Vendrá en dos largos de carrocería, de 4,4 o 4,75 metros, con cinco plazas y en el futuro sumará una opción de siete. Las puertas son corredizas y el portón trasero de una sola hoja, como hasta ahora. Por el momento, sólo contará con variante para pasajeros. La versión para siete pasajeros tendrá tres filas de asientos en disposición 2+3+2.

Peugeot Rifter

Peugeot Rifter

La Rifter comparte muchos rasgos externos con la Berlingo, aunque con dos importantes salvedades. Las trompas tienen diseños totalmente independientes y el modelo de Peugeot no cuenta con los Airbumps, que sí tiene el Citroën. Así también lo demuestra su estética “aventurera”, la cual combina el último estilo de la marca con piezas de plástico oscuro y llantas con dos tonos. Las dos marcas francesas hacen cada vez más esfuerzos por separarse. Además, tiene puertas traseras con vidrios que bajan de forma convencional.

Peugeot Rifter

Por su parte el interior de la Rifter es totalmente diferente al que presenta la Berlingo III: el modelo de Peugeot propone su propia adaptación de la filosofía i-Cockpit, con el tablero elevado por encima del pequeño volante ya conocido en los 208, 308, 3008 y 5008.

Peugeot Rifter

Peugeot Rifter

En cuanto a los motores, contará con el naftero 1.2 PureTech con tres cilindros, turbocompresor y potencias de 110 o 130 caballos. También tendrá como opción el turbodiésel 1.5 BlueHDI con 75, 100 o 130 caballos. Las cajas son las manuales con cinco o seis marchas, y la automática de ocho velocidades. Las versiones con caja automática adoptaron la perilla del cambio que ya se vio en las Peugeot Traveller y Citroën SpaceTourer. La tracción es delantera o 4×4. A eso le suma la presencia del asistente de descenso y del Advanced Grip Control, que mejora la tracción.

Peugeot Rifter

Como equipamiento incluye freno de estacionamiento eléctrico, regulador de velocidad activo, reconocimiento de límites de velocidad, alerta activa de cambio involuntario de carril (con corrección de la trayectoria), alerta de atención de conductor, frenado automático, control de estabilidad del remolque, vigilancia de ángulo ciego, encendido automático de luces altas y cámara trasera con visión de 180°.

Peugeot Rifter

Peugeot Rifter

En materia de seguridad, ofrece seis airbags de serie, control de estabilidad y sistema de frenado autónomo de emergencia: este Active Safety Brake acciona de manera automática los frenos al detectar a un peatón (funciona hasta una velocidad máxima de 60 km/h) o un auto (hasta 80 km/h).

La Rifter (o Partner III) no tiene por ahora planes de producción o comercialización en la Argentina. La Partner I se seguirá vendiendo por estos lares, surgida en 1996 y producida en la planta de El Palomar desde 1998, es uno de los vehículos más longevos (junto a su prima, la Citroën Berlingo) que se fabrican en nuestro país.

Peugeot Rifter