General Motors decidió retirar de nuestro mercado a los Chevrolet Spark y Sonic, de esta manera los hatchbacks que quedan vigentes de la marca son el Onix y el Cruze.

 

El portfolio de productos de las terminales se va adecuando cada vez más rápido a las nuevas necesidades de los clientes y a los proyectos del negocio. En el caso de Chevrolet el año pasado dejó de fabricar el Agile y el Corsa Clasic en la planta de Santa Fe, y a menos de un año saca de mercado al Spark y al Sonic que venían importados. Así, la gama de hatchbacks de la marca queda compuesta exclusivamente por el Onix, el bicuerpo que llega de Brasil y es todo un éxito con el número 2 en ventas en nuestro país, y por el Cruze argentino.

Sonic Sedan

El Spark es un citycar (Segmento A) que se vendió en nuestro país desde 2008, en dos generaciones. Llegó primero importado de Corea del Sur y, más tarde, de la India. El Sonic se posicionaba en el Segmento B (chico), con carrocería Hatchback y Sedán. Se lanzó en 2012 y venía importado de Corea del Sur. Por tratarse de productos importados extrazona, tributaban un 35% de arancel aduanero que no permitieron lograr precios competitivos frente a los productos regionales exentos de ese impuesto.

El rendimiento del Spark en los concesionarios del país fue de mayor a menor: arrancó con más de 2.000 unidades en 2009 y terminó con alrededor de 250 entre enero y octubre de 2017.

Chevrolet SPARK

El Sonic se lanzó a nivel local en 2012 y en 2013 tuvo su mejor año en materia de patentamientos ya que  superó los 5.700 anuales. Desde el 2014 sus ventas fueron cayendo y se retira del país con más de 800 ejemplares entregados entre enero y octubre.

Todavía quedan algunas unidades en el país, el Spark con un valor aproximado de 265.500 pesos y el Sonic, con un precio de 342.000 a 368.000, según la versión.

Sonic