En el salón de Tokio que se está llevando a cabo, Honda hizo dos anuncios importantes para nuestro país. Confirmó la llegada de la quinta generación de la CR-V a comienzos de 2018 y anunció que se fabricará desde el 2020 en la planta de Campana un nuevo modelo de la marca.

 

La Honda CRV, es el SUV del Segmento C (compacto) más vendida en nuestro mercado. La misma viene importada de México pero dejará de hacerlo ya que la quinta generación vendrá probablemente de Estados Unidos a principios del 2018. Esto implicará un cambio importante en la estrategia de comercialización: ya no tendrá el beneficio del arancel cero de importación como la CR-V mexicana. Ahora deberá tributar el 35% de impuestos.

Al respecto de la cuarta generación, el nuevo CR-V modifica el diseño de los faros delanteros (con LED) y de la zona baja del frontal, especialmente en la toma de aire, los plásticos protectores y los faros antiniebla. También cambia las llantas y la terminación del parante C.

En la cola las luces son completamente distintas. Forman una especie de T invertida que invade el portón trasero, invade el lateral y termina ni bien nace el pequeño alerón trasero. La luneta perdió algo de inclinación, el paragolpes se replanteó por completo.

Nueva Honda CRV1

La renovación interior es prácticamente total. Honda modificó el volante, las salidas de aire, los comandos del climatizador automático, la forma de la plancha de abordo (con inserciones en madera) y la palanca de cambios. Además, incorporó un instrumental digital y una pantalla táctil central de siete pulgadas. Allí se presenta el sistema de infoentretenimiento, que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Nueva Honda CRV interior

A pesar de que el diseño parece una continuidad de la cuarta generación, el nuevo modelo creció en todas sus dimensiones: distancia entre ejes de 2.659 mm (+40mm), largo de 4.587 mm (+58mm), ancho de 1.854 mm (+35mm) y alto de 1.689 mm (+35mm).

Otra novedad es que, por primera vez la CR-V se ofrece con un motor turbo naftero: es el 1.5 turbo con inyección directa (ya conocido del Civic), con un rendimiento de 190 cv, aunque mantendría en la oferta el motor 2.4 litros de aspiración natural y 184 caballos de potencia. En ambos casos, los clientes podrán elegir una caja manual de sexta o una automática CVT.  Igualmente la configuración definitiva para el mercado local será confirmada al momento del lanzamiento.

Las últimas CR-V mexicanas de cuarta generación se venden con precios entre 639 mil y 970 mil pesos.

Nuevo Modelo de Honda

La otra novedad es el anuncio de la producción de un nuevo modelo por parte de Honda en su planta de Campana a partir del 2020. Lo confirmó Hideki Kamiyama, presidente de Honda Argentina desde el Salón de Tokio. Este podría ser el sucesor del HR-V u otro nuevo modelo.

 

 “Estamos pensando en introducir un nuevo vehículo en Campana, que podría ser la nueva generación de la Honda HR-V o bien otro modelo que todavía está en desarrollo. Es algo que todavía está bajo estudio”, dijo Hideki Kamiyama, presidente de Honda Argentina.

“La construcción de la planta nos demandó en su momento U$S 300 millones, y la puesta en producción de la actual Honda HR-V demandó otros U$S 25 millones. Ahora tenemos que definir, además, si el nuevo vehículo será sobre esa misma plataforma, o sobre una plataforma nueva”, afirmó Kamiyama quien además comentó que este año van a terminar produciendo 15.000 unidades de la HR-V y, que para 2018 esperan llegar a las 20.000 unidades.

El nuevo modelo reemplazará al actual vehículo que se produce en Campana, “Una vez que se defina, habrá un reemplazo. Pero no será antes de 2020”, finalizó el presidente de Honda Argentina.  

Honda Hrv